Historia

Tradición familiar

Historia

SOMOS LA CUARTA GENERACIÓN DE CHACINEROS, DESCENDIENTES DIRECTOS DE LOS PRIMEROS ELABORADORES DE EMBUTIDOS DE LA COMARCA.

Los primeros indicios de elaboración de productos cárnicos en nuestra familia, con finalidad comercial, data de finales del siglo XIX, cuando nuestros bisabuelos construyeron su casa con secaderos naturales sobre la misma (año 1873). Posteriormente, en 1952, nuestro abuelo, Matías Sobrón Martínez, construyó la fábrica donde actualmente elaboramos nuestros productos.

Desde entonces, la tradición, la calidad,  el amor y respeto a los productos que elaboramos, han marcado el camino de nuestra familia hasta nuestros días.

Sala Oreo Canales

La Empresa

Matsomar

A mediados de Siglo XX, Matías Sobrón Martínez, crea MATSOMAR, una empresa de embutidos y derivados del cerdo con todo el saber hacer y la experiencia de dos generaciones. La cría propia de cerdos, matanza dentro de las instalaciones hacen que el proceso completo de producción de embutidos fuese de la más alta calidad.

Aprovechando su experiencia en el sector de la conserva, también produce “chopped”, patés y chorizo enlatado, que permitían un fecha de consumo superior al no necesitar de frío.

En los años siguientes y con el apoyo de la tercera generación, su hijo, Juan Matías Sobrón Martínez, la empresa fue creciendo en sus redes de distribución a lo largo de toda la península, haciendo de la las marcas MATSOMAR y LA CUMBRE, fuesen conocidas por su calidad, tradición y amor que trasladamos a nuestros productos.

Etiqueta Chorizo Matsomar

NUEVA IMAGEN, MISMO PRODUCTO

Cerdito Veloz

Cerdito Veloz nace como una nueva marca en 2015, dirigida ya por la cuarta generación de la familia, Álvaro Sobrón Aspiunza, que desde su juventud se involucra en el negocio familiar adquiriendo toda la experiencia de la mano de nuestro padre  y abuelo, continuando con la tradición familiar después de más de 100 años.

Esta nueva marca nace con el fin de ofrecer al cliente un producto totalmente artesano, elaborado mediante NUESTRO proceso tradicional y SU curación en secaderos naturales. El resultado es un embutido con el sabor Y saber hacer y de un siglo, alejado de los procesos industrializados actuales.

El nuevo formato de marca, orientado a la venta online, de ahí su nombre Cerdito Veloz, permite al cliente disponer de forma rápida y sencilla, desde cualquier punto, de nuestros productos en formatos individuales de fácil consumo, a precios de fábrica sin pasar por intermediarios.

También disponemos de tienda física en nuestras instalaciones de Baños de Río Tobía, donde ofrecemos estos mismos productos a precios de fábrica, y te damos la oportunidad de conocer nuestras instalaciones, secaderos e incluso degustar nuestros productos en el viejo calao familiar.