Producto y fabricación

Todos los productos que elaboramos en nuestra empresa, y que ofertamos a nuestros clientes, son de fabricación artesanal y de altísima calidad.

Producto de Cerdito VelozLa materia prima utilizada procede de carnes seleccionadas, primero por mataderos especializados y de confianza, y posteriormente, por nosotros mismos.

Las cerdas de las que proviene toda la carne que utilizamos en nuestros embutidos son de la raza Duroc, que se caracteriza por ser una raza de cerdo blanco con un elevado porcentaje de grasa infiltrada. Esto hace que nuestros embutidos se asemejen, en cierta manera, a los elaborados a partir de cerdos ibéricos, aunque a precios mucho más razonables y ajustados.

Los ingredientes frescos y de calidad como el pimentón con D.O.P. Pimentón de la Vera, molido en molino de piedra, los ajos frescos con I.G.P. Ajo Morado de Las Pedroñeras o incluso la sal, procedente de las Salinas naturales de Torrevieja, hacen de nuestros productos grandes embutidos excelentemente valorados por nuestra clientela.

Nuestro proceso de fabricación se basa en los conocimientos que, depurados y perfeccionados por nuestra familia con el tiempo, han ido pasando de generación en generación a lo largo de los años.

Tras recibir las piezas de carne seleccionada, éstas se repasan y descarnan en nuestras instalaciones por manos expertas para asegurarnos de que sólo los más nobles y mejores cortes son utilizados en la fabricación de nuestros embutidos. Esta fase, junto con la de curación, es donde más tiempo se invierte para asegurar una experiencia agradable y única al consumidor final.

Durante la siguiente fase de fabricación los trozos de carne elegidos son picados y adobados, tal y como lo hacían en el siglo pasado nuestros abuelos y siempre manteniendo la cadena de frío. Posteriormente, la mezcla se dejará reposar y macerar hasta que alcance el punto óptimo para ser embutido.

Finalmente, y nada más terminar de embutir la tripa natural con el picado preparado, los embutidos elaborados serán llevados a los secaderos naturales donde descansarán varios días hasta su completa curación. Aquí, y durante sus primeros días, algunos de nuestros productos recibirán un ahumado natural con carbón vegetal de encina y haya, lo que les transferirá un aroma y un sabor característico.

Esta fase de curación, totalmente natural y artesanal, y donde se depende de braseros de carbón vegetal, y de la apertura y cierre manual de las ventanas para regular la temperatura y humedad de las estancias, hace de nuestro embutido un excelente producto diferenciado del resto de la competencia.