Secaderos

Tradición familiar

Las instalaciones datan de mediados de siglo pasado, y están formadas por el obrador, los secaderos, la casa familiar de nuestros abuelos y los jardines que rodean a ésta.

La joya de la empresa, y lo que hace distinguirnos de la competencia, son los tres pisos de secaderos naturales donde son curados nuestros productos de forma totalmente natural y artesanal.

El proceso de curación se realiza de manera totalmente natural, dependiendo de las condiciones climatológicas en todo momento, por lo que el control de la temperatura y humedad se realiza mediante la apertura y cierre manual de ventanas.

Mediante braseros de carbón vegetal se aporta el calor necesario en determinadas épocas del año para el secado y primera pérdida de humedad. En determinados productos se le añade un taco de madera de haya de la zona, creando durante unas horas un ambiente en el secadero que da el toque de ahumado deseado.

Todos nuestros embutidos son colgados de la estructura de cuartones de madera, que de manera progresiva van absorbiendo la humedad contenida en el producto.

La curación en secaderos naturales, es un proceso lento, laborioso y artesano, que se transmite directamente a un embutido de sabor intenso y con personalidad.

 

Detalle Secadero

Nuestras directrices:

  • Regulación manual de humedad y temperatura
  • Braseros de carbón vegetal
  • Cuartones de madera para colgado de embutido
Detalle Secadero

 

Detalle Secadero